jueves, 24 de abril de 2008

A ver, la mala es que trabajo los sábados, que salgo a las 5 de la tarde; que a las 6 de la tarde, tengo que estar en el otro trabajo y que voy a tener que volar, pero hay algo extraño y es que pienso que mañana tengo que ir a trabajar y no desespero, al contrario, tengo una paz increíble, gran cambio, algo asi como pasar: de una Creamfield a un concierto de Sui Generis.
Tanta tranquilidad, se convierte en aburrimiento, lo sé, pero por el momento, ayuda.
El GRAN dilema es que, resuelta esta cuestión, tengo que hacer una vida porque ya no puedo vivir para trabajar, no con éste trabajo.
Entonces, hoy volvía a casa y pensaba seriamente en que tengo que conseguirme un novio, tiempo completo si es posible. Que reúna todas mis selecciones, si es posible.
Hace 22 años que nada de eso es posible, anyway, ya vendrá y tocará mi puerta, supongo.
Espero que no sea el repartidor de Ivess.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me desgarraste.

M.

agua nieve dijo...

yo me quise sacar una foto de mi espalda y fue muchisimo peoorr...yo todavia soy estudiante y creo que es mas agobiante ir al colegio , porque es su momento yo trabaje y no es tan malo, bahh para mi.
y el tema del novio y nose .. no sabria que decirte ..no es la mejor de mis situaciones..

un beso enorrme


suerte

super nothing dijo...

que no sea el pie que te vende curitas, vicnhas y basuras varias.
ni el cartero.


al menos sabés que el lechero no existe más.