martes, 2 de septiembre de 2008

Entonces, a las 3 y media de la mañana, suena el celular
y lees un mensaje que dice
"Te quiero mucho".
Tan simple y tan hermoso como eso.
Y seguis durmiendo,
pero
con una sonrisa.








2 comentarios:

Anónimo dijo...

(...) " tan simple y tan hermoso como eso"
Estoy segura q en algun lugar, hay alguien que sabe como hacernos feliz... solo q el trabajo es encontrarlo!!!!!!



Ro :)

Latin Loser dijo...

cuanta razon tenes!!! amo esos mensajitos y por suerte me estan llegando estos dias!