jueves, 19 de febrero de 2009

Y finalmente, mi conejo Charly, en su malévolo plan por dejarme sola y por fin terminar con su vida,
SE TIRÓ DEL TECHO:
sobrevivió.

¡Te cagué conejo boludo!
Melisa 1
Charly 0

2 comentarios:

Atilio dijo...

Ciertos objetos amados se independizan de una forma violenta y radical.

Latin Loser dijo...

me acorde de un cuento de cortazar que un tipo vomitaba conejitos y os tiraba por el balcon... creo que era algo asi...