martes, 1 de abril de 2008

¡¡RENUNCIÉ!!
Por fin renuncié a ese trabajo de mierda que me comió tanto la poca cabeza que me queda. Amén por mi loco. Ahora, no sé que va a ser de mi vida, pero por lo menos, no voy a tener que esquivar soretes todos los días.

Por otro lado, hago expresa mi unión con el pensamiento de D´Lia. A la inversa, claro:
ODIO A LOS NEGROS
ODIO LA PUTA POBREZA
ODIO SUS CABALLITOS PARA CARGAR CARTONES
ODIO LAS VILLAS

pero lo que más odio, es haber tardado 3 HORAS para llegar a mi casa porque una bandada de negros copaba el centro, la estación, el subte. Salían hasta debajo de las baldosas y pasaban con caminones saltando adentro al grito de: ponga huevo´ponga huevo´ mientras yo, pobre e indefensa ciudadana, esperaba un colectivo debajo de la lluvia con el simple fin de llegar a mi casa y ponerme las pantuflas. Un colectivo que tardó MAS DE MEDIA HORA en hacer 20 cuadras, porque esta gente de mierda, que encima vive gratis, puede adueñarse de nuestro tiempo, nuestro transporte, de nuestras calles, nuestra paciencia. Caminando con esas banderas mugrosas, comiendo chipá y con todos los críos a cuestas, que, el día de mañana ¡eureka! serán como sus padres y así, una rueda que no va a terminar nunca. LOS ODIO, ME DAN ASCO, REPULSIÓN. Y si, soy racista, al mango, pero no jodo a nadie.
Esté país está como el orto y lo peor es que tengo que vivir en él, pero lo que es más lamentable es que NO ME QUIERO IR A OTRO LADO.

1 comentario:

Agos dijo...

yo pienso igual, pero de los barrabravas...esa si que es una especie nefasta y que ocasiona similares trastornos. ayer la calle fue un quilombo, no entiendo de donde saco kristina todos los choripanes para convocar a la pueblada, dado el desabastecimiento de carne XD
beso