domingo, 6 de julio de 2008


Las 5 de la mañana de un sábado que dejó de ser sábado hace rato para pasar a ser domingo.
84 canciones de García sonando de fondo, cigarrillos, mate y un celular que acaba de sonar con el llamado más extraño de los llamados.
Aunque me miento, como siempre, porque después de una semana como la que pasó y después de una noche como la de ayer, no sé que me resulta "extraño" a esta altura.

Y no entiendo NADA.
Pero NADA DE NADA y eso era algo que antes, me desesperaba y ahora,
lo disfruto muchísimo.
Estoy viviendo en un momentismo absoluto y
ME EN-CAN-TA

3 comentarios:

Latin Loser dijo...

hace como un año estoy viviendo asi y es lo mas!
hoy estamos, mañana quien sabe?

Latin Loser dijo...

exactamente, el que sea peligroso lo hace mejor!

agua nieve dijo...

nunca crei entender absolutamente algo...siempre hay algo que no me termina de cerrar o directamente no entiendo..Pero uno aprende asi..y asi se acostumbra..

disfrutalo