sábado, 17 de enero de 2009

más y más cambios

Bueno, bueno, como si todo fuera poco, me cambiaron de trabajo. La fórmula es:
Mucha más plata + "Crecimiento laboral"(?) + Mejor horario. Esto es igual a: me sometieron psicológicamente dandome UN DÍA para elegir y tirándome flores para que acepte. La realidad es que tengo un horario normal, por la mañana, por lo cual, puedo empezar a hacer una "vida normal", tener más tiempo para vivir, en resumidas cuentas, trabajar para vivir y no al revés.
Pero el caso es que ya va UN DÍA y extraño a mis chicas EXAGERADAMENTE y no quiero imaginarme lo que será con el correr de los días.
Ellas me hicieron salir del pozo en el que estaba sin siquiera darse cuenta que me sacaban: sólo porque son así, porque so
n ellas, tan simple y lindo como eso. Y ya no va a ser lo mismo. Se supone que "va a ser mejor" o al menos es lo que dicen todos, pero no va a ser lo mismo. Entonces, me miraban y me decían: Pero Mel, ¡es más plata!. Aha, ¿y?. Me chupa un huevo la plata, yo no estoy acá por la plata, yo estoy acá porque me divierto desde que entro, hasta que salgo, porque me siento cómoda, porque ME SIENTO BIEN: porque ME HACEN BIEN, al alma y al espíritu.
Si quiero plata me hago traficante.
En fin, caras nuevas, voces nuevas, nuevas formas, creo que es solo cuestión de costumbre, ¿no?
(qué conclusión de mierda).
Por lo demás, seguimos de gira con F. y mi oso Charly salió de mi cama para que entre alguien de carne y hueso, unas veces a la semana al menos (sino Charly se pone celoso y heavy).
Son las 7 de la mañana y mi sobrina todavía no se duerme:
recuérdenme no tener hijos.






1 comentario:

Atilio dijo...

Hola! Me gustaria contactarme con vos. Te dejo un Abrazo. Si pasas por mi blog esta mi mail, asi si no te molesta me agregas al msn