viernes, 14 de septiembre de 2007

  


Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos.
Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.


Alejandra Pizarnik

2 comentarios:

yo dijo...

es peligrosa la capacidad de pizarnik de vivir exactamente lo mismo que uno.

Julieta dijo...

me vino muy bien porque he estado escribiendo sobre una y el viento ultimamente, como es que vamos a él cuando en verdad, es él el que viene hacia nosotras.
besos!