lunes, 22 de diciembre de 2008

llena eres de gracia

Siempre estas así, toda despeinada
acurrucada contra un rincón o comiéndote el mundo mientras caminas
Y miras fuerte: miras con ese aire de superioridad que deja a todos los demás chiquititos dentro de tu planeta.







Había una vez una niña que nunca quiso ser mujer y que dibujaba las palabras para que no le pesen tanto.

1 comentario:

Latin Loser dijo...

No estaba completamente inventada, le faltaba amor y, sin embargo, lo tenía impregnado en cada hueso de su cuerpo.