lunes, 31 de octubre de 2011

vìctima


Escucho Abismo de Illya Kuriaki y me dice que "desaparecer, es lo que me aconsejan" y yo no sé: lo único que tengo es terror de mí misma, hablo de lo que podría hacer o dejar de hacer. Hablo de los demás, de las palabras, del amor que creo que no tengo; de las cosas que se están moviendo y que mis ojos las ven quietas; de la distorsión de mi imagen.
Del dilema con mi alma, mi alma y la apatía que le tienen mis órganos y cosas así.

De los fantasmas, hablo de los fantasmas; esos que están en la cabeza y que no paran, no se callan, no me dejan vivir.
A veces, no puedo ni respirar y si esos momentos se prolongaran, sería una muerta: estaría muerta. Pero entonces, pienso, si no es mejor que ser una no-viva; hablo de no tener ganas de vivir; hablo de los fracasos, de todos mis muertos; hablo de la infidelidad de las personas, de la violencia emocional. Hablo de levantarte, todos los días y pensar en las cosas que tenes que hacer y en saber que te estás traicionando, porque vos queres hacer NADA: queres hacer NA-DA, nada de nada, eso es lo que queres hacer.
Porque no tenes motivos para hacer algo que no sea nada, porque te importas poco, porque te valoras menos. Porque no podes creer en los demás, producto de ese caparazón de mierda que una vez se te pegó en la piel y que está tan impregnado que ya no podes sacarte: que-res, no-podes.
Ahí, se te cruzan las ganas de escapar a otro lugar, de cambiar la gente, de cambiar la tierra, el aire, las nubes; de empezar de nuevo. De dejar de sentir que viviste 100 años, cuando en realidad, solo viviste 75 años menos que eso.
De vivir despacio, de saborear las cosas: HABLO DE DISFRUTAR UNA VIDA. Dejar de pensar puras pelotudeces y de hacerlas.
Pero entonces, una vez en el otro lugar, nada cambia, porque llevaste tu cabeza con vos. Hablo de que en el otro lugar, vas a seguir con vos misma. Podes escapar de lugar, de la gente, de la tierra vieja, del aire espeso, de esas nubes ásperas, pero nunca vas a escapar de vos misma. Te vas a llevar a todos lados hasta que ya no te lleves.
No vas a podes tirar toda esa sensación de sentirte extraña, ajena al mundo. Y no hablo de una cuestión de identidad: sabes quién sos a la perfección, mejor que nadie, te conoces hasta el último hueso, hasta el último lunar que tenes en el cuerpo; sabes lo que te gusta y lo que no; lo que te hace reír y lo que te hace llorar; lo que harías y lo que no: sentís un amor tan profundo por vos misma que llegas a odiarte.
Y te celas ¡sentis celos de vos misma!. Crees que nadie puede quererte como vos te queres; te encerras en esa soledad insoportable que te está comiendo como un virus.
Esa soledad que te está desfigurando la cara, que te está pudriendo todos los órganos.
Ridículamente pensas que mientras no llegue al corazón...
¡Pero pensas mal! Pensas mal, siempre, porque si pensaras bien, no estarías en este estado INERTE. No te moves, pero todo te afecta, todo te duele, todo te lastima: objetos, palabras, actos, personas, papeles, fotos, música, recuerdos, olores, mentiras, verdades, gritos, silencios.
Los demás viven desencontrados y vos queres SER.

Ser invisible, es todo lo que queres ser.
Y sí, si queres que te lo grite, soy víctima:

Yo soy víctima de mi misma.


5 comentarios:

MONSTER dijo...

haha es hermoso Pinamar, y es super tranqui, y lindopara hacer una familia, etc. Pero la cagada esta cuando llega el momento de tener una carrera y en este pueblo solo conseguis trabajos de camarera/atencion hotelera. u.u

The Velveteen dijo...

The-Velveteen Blog, el blog destinado a la moda, fotografía y música, entre otras cosas.
Esperamos tu visita.



Shame on Jane dijo...

cada uno elige a alguien para victimizarse.. es bueno si te pones a pensar,que seas victima de vos misma y no de un pelotudo o algo asi, no?

me rei mucho con lo del cuchillo electrico. para mi es un super premio, te digo

Flapylicious dijo...

Y sí, es una cagada maquinarse y tratar de salir de la caparazón auto-impuesta. Podría llenarme la boca con mensajes de esperanza de 'todo va a salir bien' y bla bla, pero la realidad es que no se sabe qué depara la vida.

Es cuestion de tratar de ver las cosas desde otro punto de vista. Es otra cagada, lo se...pero all you can do is try!

Beso grande, Mel!

Ale dijo...

Solemos ser nuestro peor castigo, porque la propia voz interna nos dice todo el tiempo lo que hicimos o dejamos de hacer. Te leo y se me erizan los pelos de la piel porque me sentí así durante mucho tiempo, años de ver cómo se escapaba la vida de las manos. Inerte ante ese instante.

Pero sabés, yo creo que mientras uno lo siga escribiendo y se siga lamentando por ese estado, todavía hay esperanza. Porque significa que aún no dejamos de creer que esto puede cambiar, que podamos reaccionar. Sino dejaríamos de sentirnos así y abrazaríamos esa resignación que, aunque a veces creemos abrazarla, aún no lo hacemos.

No hay consejos posibles aunque mucho querramos darlos, porque no hay una verdad o una mentira al respecto. Es un proceso tan interno que cada cual tiene su tiempo en desenmarañarlo, sólo espero que no se demore mucho el tuyo. Es una sensación de mierda, pero al leerte puedo ver que no te rendís, que un día te vas a dar otra oportunidad.

Mientras tanto, exorcizá todo lo que te pase acá en tu blog, o bailá si te ayuda, o cantá gritando si eso baja la adrenalina de este remolino.

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA !!!!!!!

Vos no huís del mundo, los que huyen son los que se tapan sus verdades y no son capaces de aceptarlas.